logo PTS

Parana Metal

PARANA METAL

Una semana agitada: la voluntad de lucha sigue

Los metalúrgicos de Paraná Metal han superado las 3 semanas de corte de la autopiosta BsAs–Rosario. Desde el paro de Acindar que juntó a los metalúrgicos de Villa en una gran acción unitaria el miércoles 15 de setiembre, la lucha ha continuado con nuevos brios.

PTS

23 de septiembre 2010

Una semana agitada: la voluntad de lucha sigue

Los metalúrgicos de Paraná Metal han superado las 3 semanas de corte de la autopiosta BsAs–Rosario. Desde el paro de Acindar que juntó a los metalúrgicos de Villa en una gran acción unitaria el miércoles 15 de setiembre, la lucha ha continuado con nuevos brios.

La patronal del zar del juego, Cristobal López, que ha realizado un lock out (paro patronal) -que es ilegal pero no es denunciado así ni por la UOM, ni por la CTA- se mantiene en su postura: o aceptan el plan brutal o me voy. El gobierno le pide a su amigo que “vuelva”. Pero la intransigencia patronal enfrenta a una fuerza similar y de sentido contrario: los trabajadores de base, efectivos y de las contratistas. “Todos adentro o no hay acuerdo”, es la bandera que ellos enarbolan con orgullo y desafiantes. Y ahí esta trabado el conflicto.

El jueves 16 una importante delegación de unos 70 compañeros se trasladó a Buenos Aires para encabezar la multitudinaria marcha estudiantil en conmemoración de la Noche de los Lápices. Habían sido invitados por la Interestudiantil a propuesta de la Agrupación En Clave Roja que impulsa el PTS en la Universidad. La repercusión de su presencia en ese evento fue notoria ya que los medios presentes lo remarcaron. El conflicto se nacionalizaba aún más y los obreros de PM eran apoyados por miles de estudiantes universitarios y secundarios que se movilizaron hasta Plaza de Mayo. “Obreros y estudiantes, unidos y adelante” como adelantaba la tapa de este semanario. Ese mismo día había una reunión en el Ministerio de Trabajo y antes una comitiva fue recibida por el secretario de la presidenta Cristina Kirchner. Las negociaciones estaban cerradas pero la persistencia del corte, la gran marcha en Capital, y la amenaza de acercarse con un petitorio al acto de los empresarios santafesinos en cena aniversario con Cristina en el mismísimo Casino de López en Rosario, hizo que se reabrieran nuevos diálogos en el Ministerio.

El piquete seguía firme. Pero como la dirección no informaba nada, ni realizaba asambleas durante toda la semana se empezaba a notar un cierto cansancio, no con la medida en si (aunque igualmente disminuía el número de asistentes al piquete) sino con la forma en que la UOM Villa y la Comisión Interna de PM venían llevando adelante las negociaciones y la lucha. El fin de semana pasó sin novedades. Las expectativas generadas por la negociación y alentadas por la conducción se vieron frustradas ya que no se avanzaba nada en las mismas. Es que la patronal no se había sentado a negociar. Solo el Ministerio (incluso ni estaba Tomada) hacía de mediador.

La semana anterior, en la asamblea en sede de la UOM, los dirigentes habían dicho que si la contrapropuesta que se había votado era rechazada, se endurecerían las medidas. Pero pasó una semana, el rechazo era más que explícito, y el corte seguía siendo parcial y de sólo media hora en las colectoras.

Pero el martes a la mañana la bronca acumulada se pudo expresar. Ahí decidieron, ante la información que la patronal no aceptaba nada de nada, reforzar el piquete y endurecer el corte. Se cortarían 2 horas y se liberaba solo media hora. El tránsito se paralizó. Era un caos. Colas de más de 20 kms se formaron. La gendarmería y después la dirección sindical intentaron que se flexibilizara la medida. No hubo caso. El corte duro siguió, la bronca también. Y las negociaciones continuaron. Aunque sin cambiar mucho, la patronal se sentó nuevamente. ¡Está demostrado que las acciones decididas de los obreros y las organizaciones solidarias lejos de “trabar las negociaciones” como a veces dicen los dirigentes, es lo que hace que esa patronal negrera se siente a discutir!

Miércoles 8 de la mañana. La convocatoria a concentrarse en la autopista había sido exitosa. El doble de compañeros que el día anterior, unos 200, decidieron que era hora de profundizar de verdad y cortar totalmente las colectoras paralizando el tránsito por completo. Los dirigentes intentaron maniobrar y dilatar. Comenzaba a llover y postergaron el llamado a asamblea.

10.30: a esa hora se empiezan a congregar. Esta vez un compañero habla y dice varias verdades. Que había que endurecer. Se hace moción y todas las manos levantadas reafirman la decisión. Corte total desde las 13 horas, y preprar un corte en otra rutas, y frente al Casino en Rosario y la refinería en San Lorenzo, propiedades de Cristóbal López. Se vota formar un comité de lucha, que inmediatamente se conforma y habla por radio y por la TV local. Se decide lanzar un fondo de lucha apelando a la solidaridad que de estudiantes, trabajadores y población en general están recibiendo, y también a los sindicatos.

Al finalizar el día, las noticias que llegan de Buenos Aires no son alentadoras. Hay dos puntos en donde se trabó la negociación: la cuestión de los contratistas, que son unos 170 compañeros, que la patronal y el Ministerio pretenden dejar en la calle, y el sistema de rotación de los que entrarían a trabajar (ya que sólo lo harían 300 sobre 900, estando el resto suspendidos).

Se convoca a una nueva asamblea en el corte a las 8 hs, los diarios informan, sin embargo, que habría un principio de acuerdo. Es una trampa. Si la dirección acepta el chantaje empresario y gubernamental será cuestionada y corre el peligro de ser desplazada. Si intenta esa agachada intentará apoyarse en los sectores más atrasados, en los que no están en el corte, para hacer aprobar algo contrario a los intereses de todos y que traicione el mandato de “Todos adentro o no hay acuerdo”. Querrá lavarse las manos diciendo que ellos lo pusieron a votación. Pero debe haber asamblea a mano alzada y no usar el método burgués, o sea patronal, de votación secreta y por urna, que ya avaló el fraude de traer a Cristóbal López en el 2008. 

Los trabajadores demostraron mucha voluntad y paciencia. Los activistas y compañeros más concientes han mostrado firmeza y abnegación. Si los dirigentes no desvían su fuerza de lucha, esta pelea se puede ganar. Justamente, la debilidad más grande de esta gran lucha es su dirección.

Prensa

Virginia Rom 113103-4422

Elizabeth Lallana 113674-7357

Marcela Soler115470-9292

Paola Balma116693-2837

Temas relacionados: