logo PTS

MOVIMIENTO OBRERO

Una semana de suspensiones en Acindar

Al cierre de esta edición se cumplía una semana de suspensiones en la acería de Acindar de Villa Constitución. 

Una semana de suspensiones en Acindar
21 de agosto 2014

Se trata del inicio de un plan de ataque contra los trabajadores, que tiene como meta reducir la producción de acero y aumentar la flexibilización laboral. Ya en el mes pasado la patronal apretó para liquidar las vacaciones pendientes y los francos compensatorios, parando una semana la acería y reduciendo de 4 a 3 turnos varios sectores de la planta. Acindar figura entre las principales 60 empresas del país y maximizó sus ganancias gracias a la política de flexibilización y precarización laboral que impulsa desde hace décadas. Ahora cerró un acuerdo que le permite suspendernos hasta julio del 2015.
Cuando la UOM salió a decir que había suspensiones masivas, en acería hicimos asamblea y las rechazamos de plano. Fue el único mandato rechazando las suspensiones en el Congreso de Delegados, donde el conjunto de la Comisión Interna se alineó con la dirección de la seccional de la UOM, que responde a la CTA oficialista, y se limitó a discutir a qué porcentaje nos pagarían las suspensiones. 
La UOM “consiguió” que nos pagaran el 85% del sueldo y recorrió junto con la Interna los sectores para bajar el acuerdo. Nunca hubo asamblea general para resolver entre todos. En la Comisión Interna hay sectores que se dicen de izquierda, que se presentaron como alternativa y tienen que reveer su política. 
No hay que aceptar el chantaje de la UOM que dice que las suspensiones al 85% son un logro. Llamamos a los compañeros de El Martinete y el PO, que integran la Comisión Interna, a romper con la política de la UOM e impulsar en todos los sectores asambleas resolutivas para rechazar el plan de ajuste, exigiendo una asamblea general para votar un plan de lucha, la defensa de todos los contratados y tercerizados y un congreso de delegados de toda la región, con mandato abierto a las bases para organizarnos y decidir cómo hacer para que la crisis no la paguemos los trabajadores.

Temas relacionados: