logo PTS

DEBATES

¿Y por Córdoba cómo andamos?

El MST no cesa de mostrar su desbarranque: dice defender derechos, pero a la hora de elegir aliados electorales suma, incluso, hasta quienes se oponen a ellos.

11 de julio 2013

El MST no cesa de mostrar su desbarranque: dice defender derechos, pero a la hora de elegir aliados electorales suma, incluso, hasta quienes se oponen a ellos.

En Córdoba, integran el Frente Cívico que armó Luis juez junto a Libres del Sur, el PS y el PCR. Quien encabeza la lista es, ni más ni menos, un opositor al derecho al matrimonio igualitario, Ernesto Martínez. Esta conquista no fue acompañada con el voto, entre otros, por tres integrantes del Frente Cívico, Ernesto Martínez, Gumersindo Alonso y Susana Mazzarella. Además, Martínez votó contra la ley de Identidad de género y fue parte del peronismo provincial durante muchos años.
El MST arma cooperativas electorales con el único fin de juntar votos. Lo absurdo es que ni siquiera les va a servir para eso, ya que en las encuestas de intención de votos mide muy bajo.

El caso Córdoba se suma a los que venimos denunciando: en provincia de Buenos Aires, entre sus primeros candidatos se encuentra Marta Maffei, ex burócrata de la CTERA, que levantó la lucha de los docentes de la Carpa Blanca para llamar a votar a la Alianza. En Capital va junto al Partido Social de la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, la misma que reprimió a los docentes. En San Juan encabeza la lista de De Gennaro (aliado del MST en provincia de Buenos Aires), la senadora Nancy Avelín, quién votó contra la ley de salud reproductiva y se opuso a la designación de Argibay en la Corte Suprema por estar a favor del derecho al aborto.
Qué difícil le va a resultar al MST encontrar votantes entre los docentes, personas LGTBI, mujeres que pelean por sus derechos y todos los que apoyen estos reclamos. 

Temas relacionados: