logo PTS

JUVENTUD

Batallas políticas y debates en la izquierda

La semana pasada hubo elecciones en tres centros de estudiantes de la UBA: Filosofía y Letras, Arquitectura e Ingeniería, quedando para la semana próxima una importante disputa en Psicología (donde PO hasta el momento se niega a convocar a Comisión Directiva para la presentación de listas).

Batallas políticas y debates en la izquierda
25 de octubre 2012

La semana pasada hubo elecciones en tres centros de estudiantes de la UBA: Filosofía y Letras, Arquitectura e Ingeniería, quedando para la semana próxima una importante disputa en Psicología (donde PO hasta el momento se niega a convocar a Comisión Directiva para la presentación de listas).

Si las elecciones previas en facultades como Derecho o Medicina dejaron como uno de sus datos sobresalientes la caída del kirchnerismo (por ejemplo, un 15% en Medicina y un 10% en Derecho respecto a 2011), reflejando sectores de las clases medias que comienzan a romper con el gobierno, en buena parte por derecha, las votaciones en otras facultades como Sociales, Filosofía o FADU mostraron, principalmente, la existencia de una base política de miles de estudiantes que dan su apoyo a listas que se ubican a la izquierda del gobierno.

Este sólo hecho, y la debilidad creciente del kirchnerismo (que nunca pudo terminar de hacer pie en la UBA), aceleran la disputa entre distintas estrategias por construir un movimiento estudiantil a la izquierda del gobierno. Por un lado, existen agrupaciones como La Mella y afines cuya política es, crecientemente, la de gestionar servicios en los Centros que conducen (fotocopias, bares y apuntes online) y vienen jugando el rol de despolitizar al movimiento estudiantil, levantando una política de no enfrentar ni al gobierno ni a las camarillas, dejando pasar ataques como las cesantías docentes, reformas como en la carrera de Trabajo Social o las becas de apuntes en Filo. Tanto es así que dos centros de tradición combativa como Filo y Sociales, hoy conducidos por La Mella, retrocedieron en su nivel de debate político y desaparecieron como actores combativos en la escena nacional junto a los trabajadores y el pueblo. Por otro lado, en la UBA hay corrientes como la CEPA-PCR que, detrás de una política exclusivamente de demandas gremiales en los Centros, quieren llevar al movimiento estudiantil detrás de variantes de centroizquierda como el FAP de Binner o Proyecto Sur, y a marchar con las patronales del campo.

Los debates entre las corrientes del FIT

Sin embargo, tenemos también un debate entre las agrupaciones que somos parte del Frente de Izquierda y de los Trabajadores. El PO, lejos de tener una política consecuente para construir un movimiento estudiantil independiente de los capitalistas que actúe en la escena nacional junto a los trabajadores, se da una estrategia bien distinta cuyo único fin es ganar Centros de Estudiantes y delegados para la FUBA. Este “objetivo final” justifica cualquier política: desde hacer alianzas con enemigos del FIT como el PCR o Libres del Sur (FAP) como hace en FADU, Medicina o Ingeniería, hasta campañas totalmente despolitizadas que nada aportan al avance del movimiento estudiantil, que para el PO no es un sujeto de lucha que pueda jugar un rol histórico junto a los trabajadores sino un sujeto pasivo cuyo rol es votar y consumir en fotocopiadoras y bares donde se desempeñan decenas de militantes rentados del PO. El PO persiste desde hace años en esta política pese a la evidente crisis de la FUBA, que este año se encuentra acéfala por no haber conseguido quórum, y de estar perdiendo crecientemente la hegemonía de la Federación a manos de La Mella. En facultades con más tradición de izquierda como Filo y Sociales, y debido al gran peso de la Juventud del PTS, el PO acepta frentes políticos con un contenido independiente del gobierno, la oposición patronal y las camarillas, pero no por tener allí una política distinta sino porque el “cálculo” les indica la necesidad de una política más de izquierda. En estas facultades, desde la Juventud del PTS conformamos frentes de izquierda tácticos para enfrentar al kirchnerismo y a La Mella, a la vez que señalamos ante los miles de estudiantes que nos votan el carácter burocrático y oportunista de la política de nuestros aliados electorales. Esta política consecuente y el gran peso militante de la Juventud del PTS fue lo que permitió sacar más de 1.200 votos en cada una de estas facultades.

Por su parte, Izquierda Socialista, con quienes a su vez tenemos fuertes diferencias por sus posiciones frente a los cacerolazos o el conflicto de gendarmes y prefectos, o por su política reaccionaria en el Sindicato Ceramista de Neuquén, optó por una política de romper todos los frentes, con críticas correctas a la FUBA, pero callando que IS es parte desde hace años de esa misma conducción junto a PO, La Mella, PCR, Libres del Sur y MST.

Las peleas de la Juventud del PTS

Desde la Juventud del PTS levantamos en todas las facultades una política consecuente para dirigirnos hacia ese auditorio de miles de estudiantes que se ubica a la izquierda del kirchnerismo con una política independiente del gobierno y de la oposición patronal, y para luchar por centros democráticos, militantes, autoorganizados y combativos que luchen junto a los trabajadores en la escena nacional. Mientras el gobierno y la oposición patronal se enfrentan de cara al 2013 (y al 2015), para nosotros se trata de pelear, en la fase descendente del kirchnerismo, por construir un movimiento estudiantil que luche junto a los trabajadores por una salida independiente de los capitalistas. La pelea electoral es para nosotros la continuidad de las peleas que venimos dando todo el año por construir un movimiento estudiantil de este tipo: luchando por las demandas docentes y estudiantiles, como lo hicimos contra el gobierno y las camarillas en las tomas, marchas y asambleas contra las cesantías, las becas, contra las reformas de las carreras y peleando junto a los secundarios; por poner nuestro conocimiento al servicio de los trabajadores y el pueblo pobre, como hacemos con los Observatorios Sociales: junto a los trabajadores, como hicimos apoyando a las listas contra la burocracia en Alimentación, Gráficos o Jaboneros, así como apoyando luchas como la del Subte y organizándonos junto a la juventud trabajadora contra la precarización laboral; peleando por el derecho al aborto y por los derechos de las mujeres trabajadoras, como lo hacemos en cada facultad y en el viaje de cientos de compañeras a Misiones; combatiendo por Justicia por Mariano Ferreyra; por las ideas del marxismo, como en el acto de homenaje a León Trotsky; o siendo parte de la juventud que se levanta en el mundo, como hicimos con el acto junto a los estudiantes chilenos en lucha. La disputa electoral es para la Juventud del PTS la continuidad de todas estas peleas, por centros democráticos y combativos para luchar por estas causas.

Resultados en Filo, Sociales y FADU

En números anteriores de LVO informamos los resultados de Económicas, Derecho, Medicina y Exactas. Las últimas dos semanas dimos la pelea en Filo, Sociales y FADU. En Filosofía encabezamos junto al PO el Plenario de Izquierda que derrotó al kirchnerismo y alcanzó el segundo lugar con más de 1.200 votos (19,7%), obteniendo la Secretaría General del CEFyL y una importante minoría en la carrera de Historia. La conducción la retuvo La Juntada con el 31% de los votos. Desde la Secretaría General seguiremos luchando para que el CEFyL retome las mejores tradiciones que dejamos cuando la Juventud del PTS fue conducción, abandonadas por La Juntada: un centro junto a los trabajadores, como hicimos con Kraft-Terrabusi; que debatía ideas sacando la revista del CEFyL después de 40 años; que luchó por Luciano Arruga; y era independiente del dekano Trinchero, ganando el conflicto estudiantil de 2010 con un mes de toma.

En Sociales encabezamos junto al PO La Izquierda al Frente, obteniendo más de 1.200 votos (19,8%). El Empuje retuvo el centro con el 30% de los votos, seguidos de los K con el 27%. El apoyo de más de 1.200 estudiantes, las secretarías obtenidas y los consejeros en las juntas serán los puntos de apoyo para transformar el CECSo, frente a una conducción que permite el avance K, deja pasar los ataques como las cesantías y la reforma de Trabajo Social, y negocia con las camarillas a espaldas del movimiento estudiantil.

En Arquitectura La izquierda en FADU (Juventud del PTS) fue la única alternativa de izquierda consecuente frente a las listas del gobierno y la oposición patronal. El PO optó por ir subordinado a la lista del PCR y Libres del Sur (que retuvo el centro), negándose a levantar una alternativa independiente de los capitalistas y las camarillas. Incluso se negó a la propuesta de la Juventud del PTS de no hacer el escrutinio el sábado 20, cuando miles marchábamos a Plaza de Mayo exigiendo Justicia por Mariano Ferreyra. La Secretaría obtenida con el apoyo de casi 300 estudiantes será la única voz independiente en el CEADIG.

Temas relacionados:

Debates

/   

Juventud

/   

Universidad